Kraken estimula las raíces de tus plantas naturalmente

Con Kraken estimula las raíces y aumentarás de forma natural el rendimiento de los cultivos y la calidad de las flores y de los frutos

Antes de hablar de Kraken, sabemos que el suelo es mucho más que un sustrato para dar soporte a las plantas, sujetando sus raíces. El suelo es una importante parte de la biosfera, un mundo en el que lo orgánico y lo inorgánico se abrazan. En plena naturaleza, el suelo fértil bulle de vida. Sin embargo, en los ecosistemas agrícolas convencionales se suele reducir el suelo a un mero sustrato de sujeción, ignorando la actividad dinamizadora de múltiples microorganismos, hongos e insectos, actividad que se sustituye con materias muchas veces extrañas que degradan el ecosistema.

En Mycoterra nos gusta observar y aprender de la naturaleza. De ella hemos aprendido que el éxito de la vida vegetal en nuestro planeta ha dependido también de las asociaciones simbióticas entre mundos diferentes.

No se trata únicamente de la supervivencia del más fuerte, sino en gran medida de la colaboración, como la que ejercen muchas especies vegetales con hongos micorrícicos. Estos hongos se asocian con las raíces de las plantas para generar nuevos órganos que sirven a ambos.

Los órganos subterráneos compartidos, adheridos a las raíces de la planta y al micelio de los hongos, son las micorrzas, una maraña de pelillos que amplían en gran magnitud la capacidad de absorción de agua y nutrientes de la planta y la eficiencia del proceso.

Por su parte el hongo obtiene de la planta hidratos de carbono y vitaminas que es incapaz de sintetizar por sí mismo. Todos ganan, y no nos referimos sólo a las plantas y a los hongos, sino a las especies animales que se alimentan o hacen uso de estas plantas.

 

Kraken está basado en el hongo formador de micorrizas Glomus iranicum var. Tenuihypharum, que actúa promoviendo una intensa colonización micorrízica

Los seres humanos hemos logrado con la agricultura y la horticultura mejorar en muchos sentidos la eficiencia de la naturaleza a la hora de cultivar plantas que nos sirven en muchísimos sentidos: como alimentos, cosméticos, medicinas, etc. En Mycoterra hemos querido aprovecharnos aún más del conocimiento de los mecanismos naturales para mejorar los cultivos creando Kraken, un bioestimulante a base de Glomus iranicum var. Tenuihypharum, un hongo formador de micorrizas. La estimulación de la formación de micorrizas en tus plantas no solo mejora su nutrición, sino que repercute en muchísimos otros factores:

  • Aumenta la resistencia de las plantas al estrés hídrico y las hace más tolerantes a suelos salinos
  • Mejora el desarrollo de las raíces y, por extensión, de la planta debido a los efectos hormonales derivados de la asociación micorrícica.
  • Mejora de las defensas naturales de la planta, dado que los hongos micorrícicos evitan la colonización de hongos patógenos al mismo tiempo
  • Optimización de la estructura del suelo y mayor resistencia a la erosión, gracias a los agregados que forman los filamentos y las hifas

 

Así pues, Kraken no solo es un biofertilizante, dado que ayuda de forma natural en la absorción de nutrientes de las plantas, sino un agente biofitosanitario que las protege manteniendo a raya a hongos patógenos.

 

Como todos nuestros productos, Kraken ha sido optimizado para poder ser aplicado no solo mediante inoculación, sino incluso directamente en el agua de riego y en sistemas de goteo sin necesidad de quitar los filtros, lo que hace su aplicación muy simple y cómoda. Al ser estrictamente biológico, Kraken respeta todos los protocolos de la agricultura sostenible.

Pero dada su elevada tolerancia a concentraciones elevadas de sales en el suelo, también resulta eficiente en la agricultura intensiva. A pesar de su elevada versatilidad y facilidad de aplicación, te recomendamos que tengas en cuenta los consejos de aplicación que puedes consultar en nuestra web.